Seguros de Hogar

Es difícil elegir un seguro de hogar que se adapte a todo lo que estamos buscando, muchas personas solo buscan un seguro básico, pero hay una variedad mucho más amplia de posibilidades y circunstancias que puede cubrir nuestro seguro.

Un seguro de hogar es la modalidad del contrato de seguro que por  definición se encarga de cubrir daños en la vivienda y/o su contenido y también cualquier imprevisto.

Para contratar un seguro de hogar debemos tener en cuenta algunos aspectos de nuestra vivienda: el sistema de seguridad con el que cuenta, los m2 de los que disponga, la antigüedad del edificio, el valor del continente, el valor del contenido, si ha tenido alguna reforma; todos estos factores pueden influir en la prima a pagar de tu seguro.

¿Qué cubre un seguro de hogar?

Son diversas las situaciones que puede cubrir, desde un incendio hasta un atraco, pero depende también de tu compañía y de la póliza que contrates.

El seguro de hogar puede tener las siguientes coberturas:

  • Incendio, humo o explosión.
  • Daños ocasionados por el agua; ya sean goteras, rotura de tuberías, dejarse el grifo abierto, inundaciones o por fenómenos meteorológicos.
  • Daños de carácter eléctrico; subida de tensión, indemnización por los alimentos perdidos a causa de la falta de suministro.
  • Vandalismo.
  • Allanamiento, robo, hurto de mobiliario, joyas o dinero en efectivo.
  • Atraco fuera del domicilio.
  • Cambio de cerraduras y reposición de llaves.
  • Indemnización por el uso fraudulento de tarjetas.

¿Qué debo tener en cuenta?

Debemos tener en cuenta una serie de formalismos de los seguros de hogar, como la diferencia entre continente y contenido; continente es la vivienda y contenido es lo que hay dentro de ella, como pueden ser los electrodomésticos, nuestra ropa, etc.

La responsabilidad civil de la vivienda cubrirá los daños ocasionados a terceros e manera involuntaria, por ejemplo si se rompe una tubería y mojamos a los vecinos. También cubre la responsabilidad civil de los habitantes de la casa, como que se nos caiga una maceta y le acabe dando a alguien en la calle.

En las zonas que haya una mayor siniestralidad, la empresa aseguradora puede cobrar una prima mayor por el riesgo de la vivienda.

Compara precio para el seguro de tu hogar

¿Qué modalidades de asegurar de la vivienda existen?

Existen diversas de modalidades a la hora de asegurar el continente de una vivienda:

Asegurar a primer riesgo: Se determina un capital asegurado que quedará cubierto sea cual sea el valor total (suele ser inferior al valor total).

Asegurar a valor total: Se asegura el valor total y nos aseguramos estar protegidos siempre.

Asegurar solo el continente: asegurar únicamente la vivienda: su estructura, instalaciones, marquetería, sanitarios, etc.

Asegurar solo el contenido: asegurar únicamente tus pertenencias. Este tipo de seguros suele ser muy usado por los inquilinos de un piso alquilado.

Asegurar continente y contenido: la opción más escogida. Asegurar tanto la casa como lo que contiene la misma.

Aseguradoras

Tenemos la mayor oferta de seguros de hogar, encuentra lo que buscas al mejor precio